Aprende a Administrar tus finanzas 2021-05-26 22:38:22

Aprende a Administrar tus finanzas

2021-05-26 22:38:22

Administrar tus finanzas de manera responsable no sólo tiene que ver con saber cuánto tienes y cuánto gastas, sino con alcanzar objetivos a corto, mediano y largo plazo en temas tan concretos como salir de vacaciones o comprar una casa. Por eso es que en Altera te queremos presentar una guía rápida para que aprendas a organizarte y le puedas sacar el mayor provecho a tu dinero.

  1. Aparta un tiempo para dedicarle a tus finanzas.

Construir un patrimonio requiere disciplina, constancia y, ante todo, que le dediques tiempo.

Puedes empezar leyendo lo más que puedas sobre el tema para entender cómo funciona el dinero. Hay excelentes libros para inversionistas novatos, como el best-seller Padre rico, padre pobre, de Robert Kiyosaki, o Cómo manejar tu dinero (sin enloquecer en el intento), de Adina Chelminsky. 

Dedica por lo menos una hora por semana a revisar y analizar tus finanzas. Para empezar, debes saber en qué posición financiera te encuentras. Para eso debes calcular el valor de tu patrimonio. Lo único que debes hacer es restar a tus activos (todo aquello que tienes como dinero en efectivo, cuentas de cheques, bienes inmuebles, automóviles, mobiliario y demás), todos tus pasivos (todo aquello que debes, como préstamos, tarjetas de crédito, automóviles o cualquier deuda por pequeña que sea.)

  1. Elimina las deudas

Aprovecha cualquier dinero extra para quitarte las deudas de encima y dentro de tu presupuesto reserva una parte para ir pagando lo que debes.

Si debes más de lo que puedes pagar haz acuerdos de pago con tus acreedores y cúmplelos. Recuerda que endeudarse es comprometer ingresos futuros. Es el dinero el que debe trabajar para ti y no tú para él.

Endeudarse implica una gran responsabilidad, así que reflexiona mucho antes de hacerlo. Solicita un crédito para adquirir bienes como un auto o una casa "que te ayuden a consolidar tu patrimonio", pero evita hacerlo para comprar electrodomésticos o tomarte esas vacaciones que están lejos de tus posibilidades. Ten en cuenta que la cuota del crédito no debe superar del 20% al 30% de tus ingresos. Si no, seguro te meterás en problemas.

  1. Haz un presupuesto

Durante un mes comienza tomando nota de todos tus gastos, no dejes pasar por alto ninguno por insignificante que parezca, entre mas detalles incluyas mejor. Así podrás darte cuenta de cómo debes modificar tu patrón de consumo. Te sorprenderás de todo lo que gastas en cosas sin importancia.

Por otro lado, suma todos tus gastos fijos mensuales como el pago de alquiler, servicios públicos, educación, etc. Analízalos y procura eliminar todo aquello que no sea de valor.

Finalmente arma un presupuesto distribuyendo el dinero que ganarás el próximo mes teniendo en cuenta tus prioridades. No olvides incluir un porcentaje al ahorro que corresponda por lo menos al 10% de lo que ganas, y otro porcentaje destinado a imprevistos o gastos variables.

  1. Adquiere un seguro

Contrario a lo que se cree, adquirir un seguro es una inversión, no un gasto.

Debes cuidar tu patrimonio contra imprevistos, tu casa, tu automóvil, tu salud. Un gasto de emergencia que no esté cubierto por un seguro puede llevarte fácilmente a la quiebra.

Analiza tu capacidad de pago, con qué respaldo cuentas en caso de un imprevisto y lo más importante fíjate en factores como la suma asegurada, el deducible y la cobertura de tu seguro. 

  1. Ahorra con un propósito

El dinero debe ser un medio para ayudarte a alcanzar un objetivo. Empieza por ponerte una meta a corto plazo, si tienes éxito estarás mucho mas motivado a luchar por algo más grande.

Una vez establecida tu meta, y con base en tu presupuesto, debes diseñar un plan financiero para alcanzarla que incluya los siguientes puntos:

Objetivo: para qué quiero el dinero.
Plazo: En cuánto tiempo quiero reunirlo.
Capital inicial: Con cuánto dinero puedo empezar.
Instrumentos de inversión: Cómo voy a maximizar el rendimiento de mis ahorros. 

Recuerda: lo más importante es ser disciplinado.

  1. Haz que tus ahorros trabajen para ti

Define cuales son los recursos que puedes invertir y pon el dinero a trabajar para ti.

En este punto Altera te ofrece las mejores opciones. Puedes empezar con una inversión activa, en la cual inviertes tu dinero para financiar negocios hasta por la suma de S/. 30,000.00.  Esta suma normalmente es utilizada para capital de trabajo, capital humano, marketing e inversión básica y necesaria en tecnología o en algunos casos unificación de préstamos. Aquí puedes poner tu capital a trabajar y multiplicar tu dinero. Una vez empieces a ver tus ganancias puedes aumentar tus inversiones para diversificar tus ingresos.

Siempre que tu capital inicial lo permita, es recomendable que lo distribuyas en dos o tres opciones distintas para así minimizar el riesgo. 

Esta diversificación debe estar directamente relacionada con tu perfil de inversionista. Es decir, con tu edad, las necesidades de liquidez, con el horizonte de inversión que te has fijado y con tu nivel de aversión al riesgo.

Por eso en Altera te invitamos a organizar tus finanzas y animarte a hacer parte de uno de nuestros proyectos. No te vas a arrepentir.