Cómo elaborar un presupuesto para tu negocio 2021-05-28 16:46:50

Cómo elaborar un presupuesto para tu negocio

2021-05-28 16:46:50

El presupuesto representa el plan operativo de una empresa, allí se especifican las metas a corto y mediano plazo, se registran los ingresos, los gastos y las utilidades netas, de un tiempo determinado.

Es la herramienta mas valiosa para tu negocio porque te permite generar planes de acción cuando sea necesario. Si lo utilizas de manera eficiente puede ayudarte a cumplir tus objetivos empresariales identificar señales de advertencia a tiempo y así transformar a tu empresa en una más productiva y rentable, haciéndola mucho más competitiva.

En Altera te queremos enseñar como elaborar un presupuesto para tu empresa o negocio en 7 sencillos pasos.

  1. Identifica cual es tu plan y define tus metas organizacionales

Fijar metas específicas, medibles y realistas aportará a tu presupuesto un objetivo real e importante y servirá como motivación para llevarlo a cabo. Por ejemplo, una meta podría ser aumentar la utilidad neta en un 5% al cierre del año

Para tener proyecciones más acertadas es fundamental analizar las tendencias en tus ingresos y gastos de años anteriores para que tus metas estén basadas en información real. Debes tener en cuenta cuánto ha sido el gasto promedio en cada categoría y de igual manera cual ha sido el promedio de ventas y ganancias

Estima el porcentaje ideal de los ingresos que pretendes gastar en cada categoría antes de elaborar el presupuesto Este ejercicio te servirá mucho para priorizar y tener una visión más completa del destino de tu dinero y lo que puede aportar para la consecución de tus objetivos empresariales.

  1. Trata de pronosticar los ingresos que obtendrás

Lo primero que debes tener en cuenta es el monto total de las ventas estimadas.

Para calcular este dato debes tener en cuenta: la demanda estimada de tu producto o servicio; cual es tu mercado meta; quien es tu competencia directa o indirecta; cual es el precio promedio de lo que vendes; y cuál es tu capacidad de producción.

Considera también tres posibles escenarios: ventas bajas, ventas moderadas y ventas altas.  

El propósito del pronóstico de ventas es hacer la estimación lo mejor posible. Por ejemplo, si en años pasados se ha tenido un incremento de un 10% en las ventas, se pronosticaría que éstas sigan aumentando a ese mismo ritmo. Así asegurarás que tu proyección está lo más ajustada posible a la realidad, lo cual es de gran importancia ya que sobre este dato es que se toman decisiones en distintas áreas desde la producción, compra de materia prima hasta contrataciones de personal.

También puedes hacer el pronóstico basado en tu capacidad de producción y distribución dentro del mercado donde compites, analizando que tan capacitado estás para estar al mismo ritmo de los demás.

  1. Determina gastos fijos y variables de tu empresa

Es importante que cuentes con una herramienta que te permita tener el control y seguimiento sobre las inversiones realizadas y las salidas de dinero.

Para estimar estos gastos debes tener en cuenta:

a) Gastos generales:  esto incluye gastos fijos (agua, luz, nómina etc.) y gastos variables (costos de venta, gastos administrativos). De preferencia es conveniente identificarlos por área para tener una visión completa de cuanto gasta cada una de ellas.

b) Proyectos: es lo que se tiene contemplado invertir.

c) Imprevistos: es de vital importancia para una compañía contar con un monto determinado para algún gasto no considerado que pueda surgir durante la operación, y enfrentar momentos de crisis. Esto puede ser la diferencia entre la solvencia de un negocio o un gran problema de liquidez.

  1. Pronosticar el flujo de efectivo

Se planifica el uso más eficiente del efectivo con que cuenta tu empresa buscando mantener saldos cercanos a las necesidades. Esto ayuda a evitar que se ponga en peligro el cumplimiento de las obligaciones de la organización hacia sus proveedores, acreedores y personal o que, por el contrario, exista efectivo que no esté generando ganancia.

Puedes utilizar los siguientes métodos:

a) Método indirecto: divides el flujo de dinero en 3 categorías que son: flujo operativo, flujo de inversión y flujo de financiamiento. Para ello, es necesario contar con el balance general y estado de resultados de los últimos dos años, por lo menos.

b) Método directo: En este caso se identifica el dinero recibido y los pagos en efectivo realizados a través de la operación de la empresa. El efectivo recibido menos el efectivo gastado dará como resultado el valor neto procedente de la operación, éste equivale a la utilidad neta.

  1. Estructura el presupuesto individual para todas las áreas

Es esencial que cada una de las áreas operativas cuente con su presupuesto individual para que sea más sencillo el control y seguimiento, lo que a su vez ayuda con el cumplimiento del presupuesto general.

Esto sirve de motivación para los empleados, asigna responsabilidades especificas a cada integrante del equipo, ayuda en la toma de decisiones, ayuda a consolidar la estructura organizacional, fomenta la planeación y anticipación y arroja importantes indicadores de gestión.

  1. Haz revisiones periódicas

Para hacer una revisión de tu presupuesto debes comparar los montos estimados con los reales. De esta manera te darás cuenta en que puntos hay que replantear el presupuesto y corregir los errores a tiempo.

Para que tu negocio esté bien gestionado deben realizarse continuamente las revisiones buscando siempre la mayor rentabilidad sin disminuir la calidad de los productos o servicios ofrecidos por la empresa.

  1. Tomar acción

Cuando se detecta alguna desviación es importante que se lleven a cabo las acciones pertinentes para corregirlo e identificar las áreas de la empresa que no están siendo eficientes en el manejo de los recursos asignados, determinar prioridades y realizar los ajustes que sean necesarios para que se cumplan de la mejor manera.

Debes revisar en detalle si las desviaciones presentadas se deben a un mal manejo por parte del personal encargado, o a un evento extraordinario que se presentó durante el periodo. De ser necesario reevalúa de nuevo las políticas de gastos o las estimaciones de ventas para corroborar que se está presupuestando de la manera con objetivos específicos, realistas, medibles y alcanzables.

La elaboración de un presupuesto dará a tu negocio un funcionamiento más ordenado al aprovechar las oportunidades y recursos financieros, prever las necesidades de dinero con anterioridad y priorizar su aplicación buscando la mayor rentabilidad.